RUTA POR LOS RESTAURANTES CON MEJOR DISEÑO DE MADRID

 

Cada día son más los restaurantes que apuestan por ofrecer una verdadera experiencia al cliente, no solo gastronómica sino para el resto de sus sentidos, dando la misma importancia al producto que se vende, que al diseño que lo rodea. Para los que estéis por la capital, os hemos preparado una ruta de fin de semana por Madrid con una selección de los lugares más interesantes.

1. HOLA COFFEE

Empezamos el sábado por la mañana en el barrio de Lavapiés tomando un café en el Hola Coffee, esta pequeña cafetería de aspecto informal cuida su producto y su diseño a partes iguales. El interiorismo de bajo presupuesto ha sido realizado por el estudio Carbajo Hermanos, quienes han querido conservar la esencia original del local y combinar materiales nobles como la madera, con la textura de las paredes imperfectas e inacabadas. Un espacio sencillo y acogedor para disfrutar del mejor café de Madrid.

Interiorismo en restaurantes

Diseño de interiores en un restaurante


2. BOCADILLO DE JAMÓN Y CHAMPÁN

A medio día hacemos una parada en Bocadillo de Jamón y Champán, en el barrio de Malasaña, para comprobar que se pueden combinar dos palabras como estilo y bocadillo en una misma frase. Con una estética que mezcla simpleza y sofisticación, el estudio de arquitectura Lucas y Hernández Gil, ha conseguido crear una atmósfera perfecta mezclando detalles originales como las paredes de piedra con materiales que aportan un gran contraste como el latón y los azulejos. El toque final lo dan pintando las columnas modernistas en un azul grisáceo y añadiendo colores pastel con el mobiliario hecho a medida.

Interiorismo en restauración


3. LAS CHICAS, LOS CHICOS Y LOS MANIQUÍS

Como es sábado y nos apetece animarnos antes de salir, cenamos en el restaurante del hotel Axel de la calle Atocha, Las Chicas, los Chicos y los Maniquís, un lugar que nos fascina por su estética ochentera. De fondo suenan los éxitos de la época, relucen rótulos de comercios típicos de esa década y de inmediato nos sumergirnos en La Movida Madrileña. El local ha sido diseñado por el estudio El Espacio Creativo y está plagado de guiños a aquellos años tan significativos que vivió la capital, colores chillones, discos de vinilos y objetos decorativos de estética kitsch. Divertido e informal.

Decoración restaurante

Diseño interior de un restaurante


4. A LA VUELTA DE LA ESQUINA

De Atocha nos vamos a Oruro 13, dónde os proponemos tomar una copa en el bar A la Vuelta de la Esquina, un lugar que fue remodelado hace un par de años por nuestro estudio en colaboración con A | Línea Estudio. Nos encontramos con un espacio pequeño y angosto muy acogedor con un diseño de interior sólido y actual cuyo material principal son las planchas de madera-cemento, combinado con paredes y techos de madera de roble en espiga, que juegan con diferentes tonalidades y colores. Un bar de copas de los de toda la vida remodelado para adaptarse a los nuevos tiempos pero conservando el espíritu de sus inicios. 


5. CRUSTÓ GAZTAMBIDE

Para empezar el domingo a lo grande nos vamos al Crustó de Gaztambide a probar una de sus opciones de brunch. Nos encontramos con un local grande, de diseño contemporáneo y tradicional a la vez, que bien podría estar ubicado en Nueva York o en París. El diseño de Crustó ha sido creado por el equipo de Madrid in Love. Es un lugar muy acogedor que apuesta por los detalles tradicionales como las baldosas hidráulicas del suelo diseñadas a medida o los azulejos y el mármol. Mesas de madera, sillas de estructura metálica y asientos de piel, junto con el cuidado proyecto de iluminación, dan calidez a esta magnífica cafetería.


6. MADAME SUSHITA

Y después del atracón del fin de semana el cuerpo nos pide terminar el domingo con algo más ligero como la fusión japonesa del Madame Sushita. Ubicado en el Paseo de la Habana, nada más entrar por la puerta nos encontramos dentro de una maravillosa biblioteca, no importa donde mires porque han cuidado hasta el más mínimo detalle, por ejemplo, cada plato cuenta con su vajilla y cubertería específica. Su decoración está inspirada en la Exposición Universal de París de 1867 (en la que Japón participó) y entre los libros vemos a un Dj, un espectáculo de cocina en vivo e incluso a un limpiabotas. Una experiencia para todos nuestros sentidos.


Texto: Elisa Lastres